El papel de los padres en el atleta

El papel de los padres en el atleta

Con esté artículo, si te sientes identificado/a quiero hacerte ver lo destructivo que puede ser para tu rendimiento y ayudarte para que a través de la reflexión desconectes de ese condicionante, también llamado saboteador externo, así como del saboteador interno.

Decimos en Coaching que todos somos seres completos, llenos de recursos y   creativos.

       Por experiencia propia sabemos que cuando competimos tenemos una carga emocional interior lo suficientemente alta que nos generamos nosotros mismos, nuestra propia exigencia, los miedos que nos transmitimos, como miedo a perder, miedo a defraudar, el sentirnos inferiores, todos ellos normales, la diferencia entre un buen atleta y otro excelente es saber controlar y gestionar esas emociones para no distraernos de nuestro objetivo, y estar lo más cerca posible de nuestra mejor versión. Como deportistas tenemos que ser conscientes que las emociones y la fortaleza mental se entrenan al igual que el físco y la técnica, y que ambos saboteadores por experiencia propia se pueden desactivar.

PeterCoaching

 El papel que tienen algunos padres, seguro que conoces alguno,  podemos ver  como presionan a sus hijos hasta el punto de hacerles sentir como si fueran el peor, o la peor del mundo, o creerse el mejor del mundo, una presión que hace que multiplique todos esos condicionantes internos de los que antes hablábamos, todas esas creencias limitantes que siempre nos han dicho, del tipo tu no vales para eso, eres un inútil, tienes que ganar eres el mejor… todas esas creencias crean un apresión, una inseguridad y una inestabilidad que al mínimo contratiempo hacen que el deportista se desequilibre y de su peor versión, pero sólo son eso creencias, si tú quieres algo de corazón, ve a por ello, el secreto del éxito es, creer en uno mismo.

 También tenemos padres que ejercen de segundo entrenador, el cuál afecta al rendimiento de su propio hijo, por que suelen ser indicaciones contradictorias con las de su verdadero entrenador ¿Cómo crees que le afecta en su rendimiento cada vez que está en un momento crítico? Pues ponte en su lugar: mi entrenador me ha dicho que haga esto pero mi segundo entrenador (padres) me dijo esto otro… ¿Qué crees que hará? Al fin y al cabo eres su padre y ejerces en él una influencia, haz que esa influencia sea positiva y no negativa…!!!

     Y yo me pregunto y les pregunto:

       ¿Cómo crees que saldrá tu hijo o hija, la próxima vez que salga a competir?

       ¿Cuánto durará  su pasión por el deporte que hace?

       ¿Crees que dará su mejor versión?

       ¿Quizás quieras que de tu mejor versión?

 20161013_INDICE_INEABELLE_DV_12.JPG

 Siiii…..!!!!  esa que no tú no diste en su día y ahora quieres que tu hijo o hija lo dé por tí, y que gane lo que tu en su día no ganaste, pero ¿Crees que es justo para él, o para ella?

     Seguramente lo hagas por que le quieres, o la quieres mucho, pero te has parado a reflexionar por un momento ¿Cómo  le haces sentir? ¿Cómo crees qué le puede afectar a su autoestima? ¿Hace el deporte que él quiere, o el qué tu quieres?

        Desde mi experiencia propia como Coach, creo que la línea a seguir sería el generarles confianza en ellos mismos, desde el disfrute y la diversión por ese deporte que hacen que tanto les apasiona, de no presionarles más, de lo que ellos mismos se autopresionan y que los que hemos competido sabemos que es así.

       Está claro que cuando llegan a cuotas más altas esa competitividad tiene que estar, pero siempre desde el amor por un deporte que ya de por si es duro por el mismo, da igual el deporte que sea todos son duros al más alto nivel.

       Así que condicionante externo, o mejor dicho padres.

           ¿Cómo crees que sería cambiar tu forma de actuar?

Autor @petercoaching

Facebook:

ANDRES TOVAR YANEZ

ANDRES TOVAR YANEZ

Director at TKDLATINO
Tenemos un plan estratégico... se llama hacer las cosas bien
- Herb Kelleher
ANDRES TOVAR YANEZ

Attachment

PeterCoaching

andrestovary

Tenemos un plan estratégico... se llama hacer las cosas bien - Herb Kelleher