La práctica del Taekwondo en niños ayuda a mejorar sus calificaciones por los valores que aprende el joven con el arte marcial.





La autodisciplina, el respeto y la concentración que aprenden los niños que entrenan taekwondo aumentan su rendimiento escolar significativamente. Es capaz de escuchar a su educadora durante más tiempo y de realizar las actividades de mejor manera.

No solo en el salón de clases se ven los cambios positivos del joven, también en la casa, en el gimnasio no se permite la falta de respeto y las contestaciones, es por ello que verá como el chico se dirige a las personas con más respeto y educación.

 

Dime con quién andas y te diré quién eres”, es una frase popular, Los compañeros de entrenamiento de Taekwondo son niños con el mismo interés, felices, alegres y motivados, esa energía se contagia en todo el equipo y es costumbre ver en los profesores de Taekwondo exigir a los alumnos buenas calificaciones en clases.

 

Niños consentidos, adultos débiles.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *