Luis Salazar acaba de ganar el Campeonato Nacional de USA una vez más y desde 2017 en cinco competencias internacionales no se ha bajado de la cima del podio, resultados que hablan del talento del joven nacido en Estados Unidos pero que represento a México y se convirtió en el primer Campeón Mundial Cadete del país.




Su historia es una de entre millones de mexicanos que viven en el estado de Texas, su infancia la combinó con Ciudad Juárez y encontró en el taekwondo una manera de representar a la tierra que sólo viaja como visitante.

Fue formado por el entrenador Mario Romero y durante un evento US Open visto por el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), una asociación civil que busca a deportistas talentosos de origen mexicano, los invita a defender el estandarte tricolor y ahora le ha dado dos campeones mundiales al país: Luis Salazar (El Paso) y Emilio Cendejas (Chicago).

Entonces el joven debió tomar la decisión, a cual país representar: “Le dije a mi papá que soy mexicano, que soy raza mexicana, yo nunca he participado por Estados Unidos, mi papá era el que me decía que había que valorarlo, pero le decía que yo sólo quería por México”, comparte en entrevista con Excélsior.

Con esta receta México ya ha tenido éxitos. Encontró a Carlos Navarro, quinto lugar olímpico en 2016, y Jacqueline Galloway, que representó la bandera tricolor como juvenil y luego volvió a Estados Unidos para ser bronce olímpico en Río de Janeiro, un escenario que ahora busca evitarse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *